Otra de las razas de elementales que viven en Asandala son las Asrais.

Son unas pequeñas hadas de no más de un palmo de altura. Viven escondidas en las rocas y suelen estar en la superficie de las aguas limpias en casi todas las zonas húmedas de Asandala, excepto en el Lago Negro e Isla Niebla.

Son las grandes mensajeras y  mantienen a Humedal que es el patriarca de los sirénidos enterado de todo lo que ocurre en el reino.

Suelen llevar vestidos hechos con flores y hojas tejidos y sus pequeñas alitas membranosas les ayudan a impulsarse fuera y dentro del agua. Son muy difíciles de ver. Sólo se dejan ver si ellas lo desean.